Asesoría Psicológica en todas las edades.

Este es un espacio dedicado a todas las personas, mensualmente tendrá artículos de su interés relacionados con el desarrollo social, emocional, intelectual así como diversos temas de interés general.
Bienvenidos y esperamos sus comentarios y sugerencias.
Psic. Montserrat Espinosa Santamaría
Lic. y Mtra. en Psicología por egresada de Ciudad Universitaria, UNAM.
Especialista en Terapia de Juego.
Consultorios ubicados en las Col. Aculco -Jueves y domingo-, Taxqueña -miércoles- y Obrera -Lunes- de la Ciudad de México, atención mediante cita previa:
Celular y WhatsApp: 55 28 48 38 63

miércoles, 26 de mayo de 2010

Desarrollo: Tu bebé de 0 a 3 meses

Hora de Alimentarse: La leche materna es el primer y mejor alimento que el pequeño recién nacido puede recibir, es recomendable la primer toma durante la primer hora de nacido y durante el primer año de vida. Le proporciona defensas contra las enfermedades, es pura, siempre está lista y es económica. El bebé alimentado con pecho tiene evacuaciones frecuentes (hasta una por tetada), de color amarillo oro y semipastosa. Nuestro hijo establece por sí mismo el horario de su alimentación.
La hora de la alimentación es muy importante para estrechar lazos afectivos, procura acariciarlo y hablarle mientras se alimenta.
Por lo general come cada tres o cuatro horas. La vigilancia del crecimiento y desarrollo del bebé es importante, mídelo y pésalo a los 7 días, al mes y cada dos meses por lo menos y anótalo en su carnet.
 Hora de Dormir: La mayoría de los bebés en esta etapa tienen 18 hrs. de sueño en total aproximadamente durante las 24 horas del día; sin embargo hay pequeños que permanecen más tiempo despiertos, esto no debe preocuparte. Para conseguir que tu hijo adquiera el hábito de dormir a la misma hora debes acostumbrarlo desde pequeño con la rutina:
-Acostarlo a la misma hora teniendo las luces lo más bajas posibles y con poco ruido a su alrededor, tanto por las noches como a la hora de la siesta. Es importante intentar mantener la misma hora incluso cuando haya visitas o estén de vacaciones.
-De preferencia que sea en la misma cuna, moisés o cama.
-A partir de la sexta semana debes acostumbrarlo a dormir solo, sin amamantarlo mientras lo haces dormir.
-Realizar actividades rutinarias antes de acostarlo, como puede ser contarle un cuento, bañarlo y/ o poner música instrumental relajante.
-No jugar con él si se despierta por las noches ni prender la luz. Puede tener un muñeco de peluche que lo acompañe en la cuna cuando duerma y se despierte.
-Continuar con la rutina y seguir los horarios establecidos permitirán que tu pequeño se acostumbre a estos y no tenga problemas cuando llegue la hora de dormir para conciliar el sueño.
La hora del Baño: Bañar diariamente a tu bebé es importante, ya que aunque no se ensucie, el baño ayuda a eliminar las células muertas y el sudor, además de que puedes favorecer la estimulación corporal durante el mismo y favorecer el sueño. Es importante medir la temperatura del agua con un termómetro o en su defecto con tu codo para evitar que esté demasiado caliente y el pequeño pueda quemarse, ya que la temperatura del agua debe estar a temperatura del cuerpo (35-37 grados Celcius).
Seguramente en el hospital las enfermeras te enseñarán como bañar a tu pequeño, aquí algunas de las características principales:
-Para lavarle el cuerpo utiliza tu mano enjabonada, del cuello hacia la cintura poniendo atención especial en los pliegues. Sécalo con una ligera presión con cuidado de que los pliegues queden bien secos para evitar irritación y tápalo para lavar sus piernas y pies. Para la zona de los genitales lávala con agua y jabón. En el caso de las niñas deben lavarse de delante hacia atrás para evitar que se introduzcan heces, solamente la parte externa con un algodón, nunca la vulva. En el caso de los niños, toma un algodón o gasa humeda para limpiarlo, no intentes retraer el prepucio, es una zona que se limpia naturalmente.

-Para lavar su carita, utiliza algodón o toalla suave humedecida alrededor de sus ojos, nariz y boca haciendo movimientos de dentro hacia afuera, pon la misma atención con los pliegues del cuello. Para lavar sus ojos puedes utilizar una gasa nueva humedecida en agua limpiándole los párpados del centro hacia afuera.
-En el caso del cabello, coloca al bebé mirando hacia tí sujetándolo del cuello-cabeza con una mano y con la otra (siempre cuidando que no se le meta a los ojitos) lávale el cabello con shampoo especial para bebés dándole un ligero masaje, enguaja abundantemente y sécale la cabeza dejandola tapada para que no se enfríe.
-La forma más recomendable de limpiar el cordón umbilical es con una gasa mojada en solución antiséptica o simplemente con agua y con jabón, es muy importante secarlo perfectamente al concluir el lavado, esta zona debe mantenerse limpia y seca.
Es recomendable utilizar una loción hidratante después del baño.
Recuerda cambiar frecuentemente el pañal de tu hijo para evitar irritaciones e infecciones, y que el pañal nunca debe cubrir la zona del cordón.
-Características del Desarrollo:
Hay que mostrarle objetos llamativos para que se fije en ellos.
Responde a los ruidos moviendo brazos y piernas.
Sigue un objeto llamativo con la mirada (a partir de la 3er semana)
Cuando duerme permanece con las piernas abiertas y los puños cerrados.
Hace sonidos guturales (g, gu)
A partir del primer mes:
-Levanta la cabeza unos cuantos segundos cuando está acostado boca abajo
-Abre y cierra las manos
-Agarra objetos con las manos
-Observa las caras de las personas
-Sigue objetos con la mirada en ángulos cortos
-Comienza a desarrollar la sonrisa social
-Se interesa por lo que oye y ve.
A partir del segundo mes:
-Comienza a vocalizar
-Sigue con la mirada a personas y objetos en movimiento (mayor ángulo)
-Reconoce a mamá y objetos como biberón o pecho.
Al tercer mes:
-Comienza a coordinar movimientos con las manos respecto a lo que ve.
-Sonríe al escuchar la voz de la madre
-Balbuceos espontáneos
-Levanta cabeza y pecho al estar boca abajo
-Estando acostado sobre la pancita puede sostener un poco más los brazos
-Sacude y agarra objetos con las manos
-Mantiene la espalda recta al estar sentado
-Puede estar solo tranquilo
-Reconoce a las personas más cercanas
-Imita algunas expresiones y movimientos faciales
-Disfruta de jugar y puede llorar o quejarse al concluir el juego

Siempre debemos estar atentos a:
-Cuando llora lo atendemos inmediatamente, ya que con su llanto nos está avisando que algo le molesta o tiene alguna necesidad.
Lo cargamos y hablamos con cariño mirándolo directamente a los ojos.
Le ponemos ropa cómoda
Estamos atentos a que su peso aumente
Lo llevamos a vacunar. Al nacer deben vacunarlo contra la tuberculosis (BCG) y la poliomielitis (Sabin) al 2do. mes le deben aplicar las primeras dosis de vacunas DPT (Triple) y contra la polio.


Acude inmediatamente al médico si tu hijo:
-Mama con dificultad
-Duerme demasiado
-Su llanto es débil
-Tiene calentura o está frío
-Se queja o rechaza el alimento,
-Vomita o se le inflama el estómago
-Tiene problemas para respirar.