Asesoría Psicológica en todas las edades.

Este es un espacio dedicado a todas las personas, mensualmente tendrá artículos de su interés relacionados con el desarrollo social, emocional, intelectual así como diversos temas de interés general.
Bienvenidos y esperamos sus comentarios y sugerencias.
Psic. Montserrat Espinosa Santamaría
Lic. y Mtra. en Psicología por egresada de Ciudad Universitaria, UNAM.
Especialista en Terapia de Juego.
Consultorios ubicados en las Col. Aculco -Jueves y domingo-, Taxqueña -miércoles- y Obrera -Lunes- de la Ciudad de México, atención mediante cita previa:
Celular y WhatsApp: 55 28 48 38 63

martes, 1 de junio de 2010

LA IMPORTANCIA DEL GATEO






Entre los 7 y los 9 meses, los bebes cambian enormemente y de distintas maneras. Demuestran entendimiento de conceptos como "cerca" y "lejos", imitan comportamientos más complejos y manifiestan nuevos temores, pero también presentan una sensación de seguridad alrededor de sus padres y otros cuidadores.

estos cambios implican una reorganización de la función cerebral en un lapso de tiempo muy breve, este desarrollo neurológico esta mediado por la capacidad de "gatear" que precisamente surge en esta etapa y es denominado el evento preparador pues dispone el escenario para otros cambios en el bebé y y sus relaciones con el entorno y las personas que se encuentran en él. 

gatear ejerce una poderosa influencia en el desarrollo cognitivo de los bebés al ofrecerles una nueva visión del mundo. ellos se tornan más sensibles respecto a la ubicación de los objetos, su tamaño, movilidad y aspecto. gatear les ayuda a aprender a juzgar las distancias y a percibir la profundidad. a medida que se mueven observan que las personas y los objetos lucen diferentes de cerca y de lejos.

la capacidad de gatear conduce a los bebés a nuevas situaciones. a medida que ganan más movimiento, comienzan a escuchar advertencias como "¡regresa!" y "¡no toques!". ellos reciben ayuda amorosa cuando las manos adultas los levantan y orientan en una dirección más segura, también aprenden a observar en los cuidadores indicios de si una situación es segura o amenazante, habilidad conocida como referenciamiento social.

asímismo la capacidad para moverse de un lugar a otro tiene otras implicaciones emocionales y sociales pues los bebés que gatean ya no son "prisioneros" de un lugar, este es un paso importante para desarrollar el sentido de dominio, aumentando la confianza en sí mismo y la autoestíma.

de este modo, el logro físico del gateo tiene efectos de largo alcance para ayudar a los bebés a ver y responder ante su mundo de nuevas formas.