Asesoría Psicológica en todas las edades.

Este es un espacio dedicado a todas las personas, mensualmente tendrá artículos de su interés relacionados con el desarrollo social, emocional, intelectual así como diversos temas de interés general.
Bienvenidos y esperamos sus comentarios y sugerencias.
Psic. Montserrat Espinosa Santamaría
Lic. y Mtra. en Psicología por egresada de Ciudad Universitaria, UNAM.
Especialista en Terapia de Juego.
Consultorios ubicados en las Col. Aculco -Jueves y domingo-, Taxqueña -miércoles- y Obrera -Lunes- de la Ciudad de México, atención mediante cita previa:
Celular y WhatsApp: 55 28 48 38 63

martes, 8 de junio de 2010

Estrategias para padres con hijos con TDA-H (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) -Parte I-

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, conocido como TDA-H engloba problemas para mantener la atención, controlar los impulsos y el nivel de actividad. Estas situaciones se reflejan en un deterioro de la capacidad del niño para controlar su conducta a lo largo del tiempo y para mantener en su mente las metas y contemplar consecuencias futuras, es un deterioro constante en como dirige su vida y su conducta, con consecuencias directas en su bajo rendimiento académico cuando no es diagnosticado y tratado. Los padres deben involucrarse activamente en la educación de sus hijos ya que tendrán que supervisar, dirigir, enseñar, planificar, estructurar, recompensar, castigar, guiar, amortiguar, proteger y enseñar a sus niños con TDA-H.
En la actualidad, las estadísticas indican que de cada 100 niños en edad escolar (primaria) de 3 a 5 presentan TDA-H, mientras que en la sdolescencia los hombres son quienes más lo presentan: de 1 a 6 por cada 100 y de 1 a 2 por cada 100 mujeres. Es muy importante recalcar que el TDA-H no se diagnostica antes de los 7 años de edad.

¿Cómo se Diagnostica el TDA-H?
Para detectar si su hijo presenta TDA-H es muy importante que se distinga de un niño inquieto, ya que actualmente es un trastorno "de moda" y muchos pequeños son etiquetados sin realmente presentar el trastorno, es vital que un especialista se encargue del diagnóstico, no dejando éste a educadoras o autoridades escolares, ya que pueden estar relacionadas con irregularidades en el funcionamiento o desarrollo del cerebro y a otros factores biológicos que afectan el funcionamiento o desarrollo del cerebro, tales como factores genéticos o lesiones.
Los comportamientos más comunes, frecuentes y graves  se centran en tres categorías:
-Déficit de Atención o Distracción: *No presta atención suficiente a los detalles y/o comete errores por descuido en distintos tipos de  tareas (académicas, trabajos, juegos, etc.) *Dificultades para mantener la atención en tareas o actividades de juego. *Al parecer no escucha cuando se le habla directamente. *No es capaz de seguir instrucciones y/o finalizar las tareas, encargos, obligaciones, juegos, etc. *Presenta dificultades para organizar tareas y actividades. *Se porta renuente a realizar tareas que representen un esfuerzo mental sostenido. *Pierde cosas necesarias para realizar sus tareas o juegos (libro, tijeras, colores, etc.) *Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
-Hiperactividad: *Mueve en exceso manos y pies o se levanta de su silla *Corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo *Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio *Habla en exceso *Pareciera que actuara como si tuviera "pilas" o un "motor"
-Impulsividad: * Precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas *Presenta dificultades para esperar su turno, *Interrumpe o se mete en las actividades de otros.

La Hiperactividad (H) y el Déficit de Atención (DA) se diagnostican por separado de acuerdo con criterios diferentes, de acuerdo a los síntomas de desatención que se presenten al menos por 6 meses con una intensidad desadaptativa e incoherente con el nivel de desarrollo de la  edad cronológica que tiene el niño.
Se debe realizar un diagnóstico por un especialista quien elaborará la Historia Clínica Completa (antecedentes familiares, personales, patológicos e historia del desarrollo) y llevará a cabo una valoración neurológica. Complementando con técnicas y estudios que pueden utilizarse con fines de investigación o para orientar el tratamiento (no así para el diagnóstico): Electroencefalograma, Resonancia Magnética, Tomografía por emisión de positrones, Estudios Genéticos, Estudios Psicométricos Específicos y para trastornos depresivos, así como pruebas neuropsicológicas.



 Factores asociados a la aparición del TDA-H
En cuanto a los factores genéticos:
Un tercio de las personas con TDA-H tienen al menos un familiar con el trastorno,
Los hermanos de un niño con TDA-H tienen un riesgo dos veces mayor de padecer el trastorno que la población en general,
Un hermano puede manifestar predominantemente síntomas de hiperactividad, mientras que el otro puede manifestar síntomas de déficit de atención,
Existe mayor presencia en hijos de padres alcohólicos y con personalidad antisocial.

Con respecto a los factores neuroquímicos:
La dopamina y norepinefrina son dos neurotransmisores, es decir, sustancias químicas del cerebro que permiten la transmisión de la información de una neurona a otra. Y se ha encontrado que la deficiencia de éstos se encuentra asociada al TDA-H.

Los Factores neurofisiológicos:
El desarrollo anormal de las neuronas o la comunicación anormal entre ellas, es decir, la actividad eléctrica de niños con TDA-H es más lenta, especialmente en el lóbulo frontal del cerebro.

Factores Psicosociales:
Las experiencias que producen estrés como pueden ser pérdida del equilibrio en el hogar y algunos otros factores traumáticos inductores de ansiedad contribuyen a la aparición y/o persistencia del trastorno.