Asesoría Psicológica en todas las edades.

Este es un espacio dedicado a todas las personas, mensualmente tendrá artículos de su interés relacionados con el desarrollo social, emocional, intelectual así como diversos temas de interés general.
Bienvenidos y esperamos sus comentarios y sugerencias.
Psic. Montserrat Espinosa Santamaría
Lic. y Mtra. en Psicología por egresada de Ciudad Universitaria, UNAM.
Especialista en Terapia de Juego.
Consultorios ubicados en las Col. Aculco -Jueves y domingo-, Taxqueña -miércoles- y Obrera -Lunes- de la Ciudad de México, atención mediante cita previa:
Celular y WhatsApp: 55 28 48 38 63

jueves, 10 de marzo de 2011

Semanas 14, 15 y 16

En la Semana 14 tu bebé ¡ya puede realizar movimientos faciales! El esófago, laringe, tráquea y las cuerdas vocales ya están en su sitio. Es decir el bebé ya está preparado para gritar fuerte al nacer, aunque todavía no pueda crear sonidos, ya que está flotando en líquido. Su piel aún es muy fina por lo que brillan sus vasos sanguíneos

Aunque no lo notes tu útero está creciendo por encima del pubis y probablemente notes que tu nariz está constantemente congestionada, puede ser alergia o gripa pero también muy seguramente es otro síntoma de embarazo, ya que hay un aumento del riesgo sanguíneo por la hormona progesterona a las membranas mucosas de la nariz, haciendo que se hinchen.

Seguramente ya te sientes con más energía y tu piel luce clara, el aumento de sensibilidad que experimentabas en tus senos ha desaparecido y es posible que gotas de un líquido blanco amarillento se escurra de los pezones, es el calostro y será el primer alimento de tu bebé al nacer.


Para la la semana 15 tu bebé ya tendrá el dibujo de su cabello (lo cual no implica que vaya a nacer con mucho cabello) y aparece el lanugo que es este vello fino que tiene en todo su cuerpecito y protege a su delicada piel del líquido amniótico y desaparecerá un poco antes o después del parto.
En sus huesos comienza la osificación, cada vez son más fuertes y retienen más calcio.
En cuanto a tí seguramente comenzarás a notar hinchadas tus piernas y/o pies aunque puede subir también a tus manos sintiendo apretados tus anillos, esto se llama edema y se debe al aumento en el líquido sanguíneo y la presión del útero sobre tus venas pélvicas. Para prevenirlo puedes hacer ejercicios suaves como nadar o yoga, caminar y tomar mucha agua.
Puede ser que tu cabello se fortalezca o pierdas más de 100 al día que es el promedio de una persona que no está embarazada, ya que en el embarazo los ciclos de crecimiento del cabello se modifican.




Durante la semana 16 el cuerpo comienza a agrandarse hasta ser mayor que su cabezita y su cerebro empieza a tomar control de sus movimientos. El bebé ya es sensible al tacto y si empujas tu abdomen puede estremecerse.
Entre las semanas 16 y 18 es recomendable hacerse la prueba triple (que mide los niveles de alfa-fetoproteína -AFP-) para descartar riesgos en el tubo neural (como espina bífida o Síndrome de Down ).


Entre las semanas 16 y 20 ¡comenzarás a sentir los movimientos del bebé! si eres primeriza podrías tardar un poco en sentirlo, sentirás "burbujitas" y tal vez aún no te des cuenta de que sí, !!es tu hijo!!.
Es muy importante dormir de lado, los médicos recomiendan no dormir de espaldas después de la semana 16.
Es un buen momento para que el papá comienze a hablarle diariamente al bebé y puede cantarle o contarle cuentos, eventualmente él también sentirá los movimientos de su pequeño.